Mi gran aventura (con la) China – II

Este artículo es la segunda parte de una serie, para los más curiosos recomiendo empezar leyendo la primera parte.

Una vez localizada la moto de marras, faltaba buscarse la vida para comprarla en nuestro país. Sin embargo, y aunque puede parecer una fruslería, es importante plantearse algunas de las siguientes cuestiones, caso de conseguirla:

  • ¿Puede la moto circular en España? Quiero decir con ello que es necesario que un vehículo esté homologado y haya pasado la ITV para que pueda ser matriculado. Y con estas cosas que vienen del extranjero hay que andarse con ojo.
  • Cuestión de arreglos: ¿estarán dispuestosen algún taller a meterle mano a la mecánica de un trasto que probablemente no habrán visto antes ni en foto? En última instancia, los arreglos sencillos siempre puede hacérselos uno mismo―aprendiendo mecánica de paso― pero ¿y los complicados?
  • Más importante aún: poder comprar recambios de piezas en algún sitio. Pongamos el sencillo caso de un espejo que se rompe porque un coche le ha dado un golpe a la moto estando ésta aparcada y el impacto la hace caer. En caso de que haya la posibilida de comprar piezas, ¿a qué precio y con qué garantías?
  • De conseguir la moto, ¿funcionará bien? Es de esperar que sí, pero al ser algo que no se ve en los concesionarios no se puede probarla de antemano…

Muchas de las cuestiones se resuelven encontrando un importador oficial en España, y que a poder sea «serio». Con serio me refiero a que tenga cierta estabilidad y no desaparezca a los dos años del mapa… ¿os suena la historia? Como aquel que, en su momento, nos hartamos de oír hablar en los noticiarios, relativo a inversiones en sellos falsos, o algó así.

Sea como fuere, el caso es que tras mucho navegar por las procelosas aguas del «ciberdespacio» (tardé aún unos cuantos días) encontré la respuesta que buscaba: Metalco. Tras muchos otros días de búsquedas infructuosas, empecé a encontrar concesionarios, primero en Albacete, luego en Valencia, luego en… muchos otros puntos de la orografía española. Para finalmente encontrar uno relativamente cercano: Matamá Racing (en Vigo). Vale que su página web es pelín mejorable en cuanto a diseño, pero se les perdona. Los chicos de allí, muy majos ellos, tardaron poco más de una semana en traerme una flamante Mallorca 125, que no es ni más (ni menos) que la Jinlun JL125-T10, con los papeleos listos para su matriculación en territorio español. Por si a alguien, al igual que a mi, le dá pelín de miedo comprar a través de Internet, yo no tuve problema en concertar el pago con ellos mediante transferencia bancaria.

Lo más divertido fue, que una vez tuve la «gata» en mi poder (mwahahaha!), las cosas se complicaron debido al nivel de absurdo que pueden llegar a alcanzar simples trámites de índole burocrática en España. Y sí, estoy hablando de la matriculación. Pero eso es otra historia que tendré mucho gusto en contar en una futura entrega de este serial, para deleite de mis lectores y denoste de las vetustas, mojigatas y resabiadas administraciones de este nuestro estado. Por no hablar de las aseguradoras… 😉

Advertisements

7 thoughts on “Mi gran aventura (con la) China – II

  1. Comento aquí, aunque realmente es sobre algo de la primera parte: ¿cómo no te compraste una moto con sidecar? ¿y un casco prusiano? Eso sí que molaría.

  2. Lo del sidecar me lo pensé seriamente, pero no conseguí encontrar ningún importador español que tuviese motos chinas con sidecar, aunque habría sido un auténtico puntazo… Sé que para algunos de los modelos existen sidecares acoplables a posteriori, y creo recordar que en algún sitio vi uno para ponerle a las Jinlun como la que yo tengo.

    En cuanto a lo del casco prusiano… buff, sin comentarios. Con una «bicha» con sidecar y uno de esos podríamos hacer un remake de la escena de Indiana Jones y la Última Cruzada cuando se escapan Indy y su padre del castillo de Grindelwald en la BMW 😀 …

  3. Pingback: Mi gran aventura (con la) China - III « Hario no kai (はりおの階)

  4. Hola yo estoy interesado en importar 3 motos de china, me las ofrecen con ECC, para matricular en españa, como hiciste para matricularlas, hay que pagar impuesto de matriculación si son de 250cc

  5. acabo de comprar una dorton sunny, que es la jinlun jl125 t10, alguien me puede ayudar a encontrar informacion sobre esta moto, manuales, etc, gracias

  6. @cesar: Sobre lo de la importación, no estoy muy puesto en el tema, aunque sí leí por algún sitio que hay fabricantes que te facilitan un poco la cosa, que al parecer te envían las motos con el DUA (Documento Único Administrativo, que certifica la homologación en Europa y permite el paso por aduanas y alguna que otra cosa más) ya hecho. Sobre las motos de 250cc: sí que es necesario pagar impuesto de matriculación, ya que la exención es para las de 125cc y menor cilindrada. La cantidad a pagar dependerá del nivel de emisiones con la normativa nueva.

    @volo: Como ya he comentado en algún post, en los foros jinlun.net hay bastante información interesante en español 😉

    Suerte!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s