El misterioso caso del Moleskine perdido

Solía hacer anotaciones en unas pequeñas libretillas de tapas negras duras y papel amarillento, que se cerraba con una gomita en el lado por el que se abría y tenía un fuelle de cartón en la tapa trasera en la que guardaba, entre otras cosas, tarjetas de visita. A pesar de lo ajado de su aspecto, no existía en la faz de la tierra nada más cómodo para la incesante tarea de anotar y repasar sus divagaciones mentales mientras hacía su periplo vital. Se decía que grandes artistas de esta y otras épocas también las usaban, aunque eso era lo que menos le importaba.

Aquel día subió en uno de los autobuses rojos que pasan —no siempre desapercibidos— a todas horas por la ciudad herculina con la intención de evitarse unalarga caminata hasta el campus universitario. Llovía mucho y no dejaban de pasar autobuses llenos que no paraban por delante de la marquesina en la que se había apostado, así que decidió coger la línea 24 en lugar de la «E», que también hacía una breve parada delante de la Facultad de Ciencias.

Al poco rato de haber bajado del autobús se dio cuenta: se le había caído la libretilla. Las posibilidades de recuperarla eran muy bajas: seguramente algún otro viajero la habría cogido, o sino al final del día la tirarían a la basura cuando limpiasen los autos en la cochera. Tan sólo podía confiar en la buena voluntad de que alguien la recogiese y fuese lo suficientemente persona como para ponerse en contacto con él al respecto…

(Esta historia está basada en hechos reales ocurridos el pasado viernes 1 de Febrero, la libreta es un Moleskine y si alguien la ha encontrado y quiere ser invitado a un cafecillo acompañado de mis más sinceros agradecimientos tan sólo tiene que abrir la libreta por la primera página y ponerse en contacto conmigo. Gracias.)

Advertisements

8 thoughts on “El misterioso caso del Moleskine perdido

  1. En A Coruña (España). Se le llama la «ciudad herculina» (entre otras denominaciones) por el antiguo faro romano que hay en la ciudad: la Torre de Hércules 😉

  2. Dios mio, ese Moleskine no, cualquier otro quizas, pero ese no… espero que lo encuentres, supongo que habrás llamado ya a la “maravillosa” empresa de tranvias, no? es posible que aun la tengan 🙂

  3. La «maravillosa» Compañía de Tranvías no sabe nada del asunto, al parecer. Afortunadamente no había nada especialmente comprometedor en la libretilla, salvo algún que otro plan de dominación mundial anotado de forma ofuscada y oscura… precisamente para evitar problema en este tipo de eventualidades, mwahahahaa!

    😀

  4. Pues entonces no hay esperanzas que yo lo encuentre, ya que ultimamente no me paseo por A Coruña 🙂 Y en realidad nunca he estado, lamentablemente 😦

  5. Vaya, espero de veras que la encuentres, si yo perdiera la mía enloquecería con la búsqueda. No tengo nada importante para terceras personas en ella, pero sí un pedacito de mi mundo.

    Hermosísimo blog, enhorabuena.

  6. por cierto, un honor ver mi spaces enlazado.

    abrazos de una jacobina feminista que espera no perder su libreta en su herculina ciudad.

  7. Gracias por los (inmerecidos) elogios, Tamara. Espero que no pierdas tu libreta, porque si te refieres a la que te vi últimamente, sería una auténtica pena 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s