Sobre teclados

Resulta que el teclado es uno de esos periféricos considerados «menores», que suelen quedar en el olvido a la hora de comprar o ampliar un ordenador. Pues señores, tengan en cuenta que lo que uno toca prácticamente todo el tiempo (máxime los que nos dedicamos a la informática) es el teclado, o así debería ser. Claro que siempre hay forofos del roedor… sin embargo lo que acabo de decir es igualmente aplicable al ratón. El hecho es que los llamados «dispositivos de interfaz humana» son, junto con el monitor (bendito sea el TFT) uno de los factores determinantes del nivel de cansancio que un ordenador inflinge en el usuario.

Personalmente siempre he sido partidario de sacrificar un poco en potencia en el procesador y en la tarjeta gráfica y dedicar el ahorro a tener un mejor monitor, ratón y teclado. Además, cuando un dispositivo es cómodo, mejor conservarlo y seguir utilizándolo, antes que arriesgarse a adquirir uno cuya comodidad nos es desconocida. Es por ello que aún guardo un Microsoft Mouse 2.0a (que aún se venden a buen precio) por puerto serie, sin rueda, con bola, que funciona de perlas con cualquier sistema operativo y, que además de ser indestructible y tener buena precisión, es lo más cómodo que conozco. Algo bueno tendrían que haber hecho los de Redmond, no todo iban a ser fracasos…

Recientemente he adquirido un Apple Pro Keyboard, de éstos con concentrador USB 1.1 y un tacto bastante bueno sin ser demasiado ruidosos, si no fuese porque para mi gusto las teclas tienen un recorrido un pelín largo. Y hete aquí que hoy mismo las huestes de Apple anuncian los nuevos iMac (que me importan más bien un comino) junto con (¡tachán!) los nuevos teclados de aluminio, extra finos, hipercargados con concentrador USB 2.0 y con unas pintas de tener un tacto excelente… Si algún día consigo ponerle la zarpa encima a uno de esos en versión cableada («of couse», ya que no soporto la lentitud de respuesta de los inalámbricos, ademáis de tener que gastarme las perras en pilas), me plantearé seriamente revender mi Pro y pasarme al aluminio.

Algún otro día ya contaré algo más sobre por qué no me interesan los nuevos iMac, o quizás algo sobre qué viejas joyas de la informática tengo por casa funcionando 😉

Audrey, at last

I always wanted one of these posters since I first watched Breakfast at Tiffany’s, but they are very hard to buy where I live. I was about to give up, but finally last friday I found a shop in Corunna which sold me one! Now Audrey stares at me from one of the walls of my bedroom 😉

 P.S: I will be in Prague till friday, so don’t try contacting me the usual way…

Back in Time

Con título de canción de Huey Lewis & The News y sin adentrarse más en los fotogramas de Regreso al Futuro (aunque debido a lo que estoy escribiendo si tiene que ver con saltos en el tiempo), empiezo esta vez la noticia, para pasar a hacer el meme que me ha recetado el atunero éste.

Yo diez años atrás. No me acuerdo muy bien (flaca es mi memoria), pero probablemente lo más destacable de entonces es la excursión de octavo de EGB, en la que fuímos a Barcelona, y me enamoré de la Sagrada Familia y de las montañas rusas (que no a las rusas). Ese mismo año adquirí mi último par de zapatillas deportivas y la estatura que tengo ahora, con lo que en aquel momento superaba la media de mi clase, cosa que no se cumple ahora, aunque afortunadamente estoy en la media europea. También fue el verano en que me cambió la voz: me fui dos semanas de campamento y cuando volví a casa mis padres pensaban que estaba afónico… me costó convencerlos, aunque no se si se creyeron que realmente me había cambiado el tono o si siguen pensando que tengo afonía permanente ;-).

Yo cinco años atrás. Por ese entonces todavía estaba en primero de de informática, aunque ya hacía un par de años que programaba en C, debido a lo cuál me aburría soberanamente en las clases de programación. Fue el año en que salí con mi primera novia, que casualmente también fue la última, aunque es una cuestión que confío se solucione con relativa celeridad… Es en este momento cuando empiezo a ser más optimista (ojo, que esto no tiene nada que ver con haber cortado con ella) y dejo de ser un personajillo gris y timiducho y según dicen he ido mejorando desde entonces. Es el año en que me hago con mi portátil: un iBook G3 que sigue dándome tan buen servicio como entonces, salvo que ahora tiene más arañazos y desconchazos en la pintura.

Yo un año atrás. Más o menos igual que ahora, pero con más asignaturas pendientes para acabar la carrera, aunque desde luego desde el punto de vista anímico estaba yo un poco más flojo. Por aquel entonces ya había conocido al pizte, y fue cuando uno de mis mejores amigos de mi quinta probó por vez primera qué tal sienta eso de tener novia… la verdad es que no le está yendo mal 😉

Ayer. En la oficina por la mañana, hacer prácticas con mi compañero por la tarde, otro ratito de oficina, un té rápido y visita al rincón oscuro para ver House (muy buen capítulo el de ayer). Al filo del día de hoy acabé de ver Erementar Gerad, y no me dá vergüenza reconocer que lloré con el final… ¡es tan bonito!

Hoy. Me levanté con dolor de cabeza por la mañana, cosa que viene siendo raro en mí. Subí de todas formas a trabajar y ahora, antes de ir a comer, estoy escribiendo esto… Ya veremos qué sucede por la tarde.

Cinco canciones de las que me sé la letra. Realmente son muchas más, pero para muestra un botón:

  1. Don’t look back in anger (Oasis).
  2. Sultans of Swing (Dire Straits).
  3. Never gonna give you up (Rick Astley).
  4. Ferrol (Los Limones).
  5. Un burdo rumor (Javier Krahe).

Cinco lugares ideales para visitar. También son muchos más… pero me quedo con éstos:

  1. Tokio y Kyoto tal y como en Lost in Translation, con sus noches y neones.
  2. El París luminoso de Jean Pierre-Jeunet, y en especial el de Ameliè.
  3. El Londres de Conan Doyle, Holmes, Watson y el 221B de Baker Street.
  4. Praga, que visité este verano, y a donde espero volver ahora en Semana Santa.
  5. Ilha Grande, en la bahía de Rio de Janeiro.

Cinco cosas que me gusta comer. Tradicional y castiza tortilla de patatas, lasagna, un buen chuletón con patatas, marmitako de atún y, en general, cualquier cosa que implique ingesta de cacao.

Cinco juguetes favoritos. Mejor me abstengo de responder…

Cinco distribuciones de GNU/Linux: Gentoo bien vale por cinco…

Cinco personas a quienes condeno con este meme: A ninguna, no quiero cargar sobre mi conciencia el peso de tal delito. Que cada uno lo escriba o no según le plazca.

Finalmente, espero que nadie más me haga pasar por esto. Que yo tenía pensado contaros esta vez qué tal la representación teatral de «Cyrano DeBergerac» que fuimos a ver al Jofre de Ferrol… ahora os quedáis con las ganas de saber qué tal estuvo la cosa 😉

Lego

Here are some two photos from the Lego Pub, where I go on Saturdays with my friends. If you can get to Pontevedra, try to find it and enjoy listening to good music there! Absolutely recommended. Period.

Lego 1 Thumbnail

Lego 2 Thumbnail

Photos were taken with an analog Nikon FE-2 camera with regular Kodak ASA-100 color film. Of course, using a tripod and no flash ;-). More photos coming soon to a site near you…

Edit: Photos are just scanned at 400dpi, no retouching was done apart from color level balancing 😉